Aunque tú no lo sepas, de Luis García Montero

La imagen puede contener: 1 persona, sentado



Como la luz de un sueño, 

que no raya en el mundo pero existe, 
así he vivido yo 
iluminado 

esa parte de ti que no conoces, 
la vida que has llevado junto a mis pensamientos... 

Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto 
cruzar la puerta sin decir que no, 
pedirme un cenicero, curiosear los libros, 
responder al deseo de mis labios 
con tus labios de whisky, 
seguir mis pasos hasta el dormitorio. 

También hemos hablado 
en la cama, sin prisa, muchas tardes 
esta cama de amor que no conoces, 
la misma que se queda 
fría cuanto te marchas. 

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo, 
hicimos mil proyectos, paseamos 
por todas las ciudades que te gustan, 
recordamos canciones, elegimos renuncias, 
aprendiendo los dos a convivir 
entre la realidad y el pensamiento.










... el dolor y la belleza del mundo en su mirada ... (13 años sin Roberto bolaño)



Intentaré olvidar...

 Jus lo front port vostra bella semblança 
                                            Jordi de Sant Jordi

Intentaré olvidar                  Un cuerpo que apareció durante la nevada 
Cuando todos estábamos solos               En el parque, en el montículo detrás 
de las canchas de básket                  Dije detente y se volvió: 
un rostro blanco encendido por un noble corazón           Nunca 
había visto tanta belleza             La luna se distanciaba de la tierra 
De lejos llegaba el ruido de los coches en la autovía: gente 
que regresaba a casa              Todos vivíamos en un anuncio 
de televisión hasta que ella apartó las sucesivas 
cortinas de nieve y me dejó ver su rostro: el dolor 
y la belleza del mundo en su mirada              Vi huellas 
diminutas sobre la nieve                Sentí el viento helado en la cara 
En el otro extremo del parque alguien hacía señales 
con una linterna               Cada copo de nieve estaba vivo 
Cada huevo de insecto estaba vivo y soñaba              Pensé: ahora 
me voy a quedar solo para siempre              Pero la nieve caía 
y caía y ella no se alejaba